El ente superior de la instancia aprobó unánimemente los documentos con recomendaciones prácticas para la implementación de los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre empresas y los derechos humanos en los temas de personas mayores y migrantes. Ambas Guías serán lanzadas a mediados de año.

El jueves pasado el Consejo Directivo de las ‘Guías Chile de Derechos humanos y Empresas’ aprobó por unanimidad los dos documentos que contienen recomendaciones prácticas y de aplicación voluntaria para la implementación de los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos. Se trata de las Guías Chile en las temáticas de Personas Mayores y Migrantes.

Marcela Bravo, gerente general de Acción Empresas e integrante del Consejo, anticipó que el programa que lleva adelante Casa de la Paz con el apoyo de la Unión Europea “es fundamental porque entregará una guía muy práctica a las empresas de cómo implementar un tema tan relevante como son los derechos humanos, especialmente con las personas mayores y los migrantes, dos realidades que en Chile son primordiales y que van a poder aplicar e implementar correctamente a partir de estas Guías”.

Por su parte, Magdalena Morel, jefa del proyecto de Casa de la Paz, organismo que cumple el rol de secretaría técnica, explicó que nuestro país tiene un gran desafío por delante en materia de derechos humanos y que tras el estallido social de octubre pasado se hace más evidente que nunca: “Se requiere un cambio cultural muy profundo, que va a tomar mucho tiempo, pero creemos que con este proyecto estamos aportando en esa dirección”.

La elaboración de las Guías se enmarca en el proyecto ‘Capacitación y diálogo multiactor en el marco del Plan de Acción Nacional de Derechos Humanos y Empresas’ y tiene como objetivo el que las empresas pongan en práctica los estándares internacionales en la materia, el cual tiene dos componentes principales.

La primera parte de proyecto correspondió a una serie de capacitaciones realizadas en las regiones de Antofagasta, La Araucanía y Metropolitana durante el 2018, las que estuvieron orientadas a organizaciones de la sociedad civil, agrupaciones indígenas, instituciones del Estado y empresas, y cuyo objetivo fue el de abordar las brechas de información que hay en materia de derechos humanos y empresas y los potenciales impactos que se pueden generar por el actuar de las empresas.

De esta forma, la fase siguiente ha consistido en la elaboración de las Guías Chile, manuales que contienen orientaciones prácticas para que las empresas implementen los Principios Rectores en temas específicos y prioritarios para el país. En julio de 2019, el Consejo Directivo determinó que las dos primeras Guías abordarían los temas de personas migrantes y refugiadas y sobre personas mayores. Tras la definición de los temas, se conformaron comités técnicos para cada una de las temáticas, los que trabajaron por meses en la elaboraron de los contenidos y que fueron aprobados por el Consejo.  

Jaime Godoy, consultor legal en Oficina Regional ACNUDH y miembro del Consejo, catalogó el proyecto de “pionero” debido a que “logra sentar en la mesa a un grupo multiactor como el sector privado, gobierno, organismos internacionales y sociedad civil con una misma mirada que tiene que ver no solo con abrir un espacio de diálogo, sino también en entender qué herramientas constructivas puede tener la implementación de una agenda de empresas y derechos humanos y de conducta empresarial responsable”.

Si bien aún no hay fecha definida para el lanzamiento del las Guías, esto se realizaría a mediados de año. Morel, además, hizo hincapié en lo clave que ha resultado el apoyo de la Unión Europea para el proyecto: “Esto ha inspirado confianza en el resto de los actores que hemos convocado a participar, lo que nos ha permitido generar un diálogo abierto y directo con actores muy diversos que no necesariamente se sientan en una misma mesa muy seguido. Y eso es un aspecto central de la iniciativa, sobretodo en el contexto de crisis que está viviendo nuestro país”.  

Para Ximena Abogabir, integrante del Consejo en representación de Travesía 100 y Casa de la Paz, “el momento en que van a ser publicadas estas Guías no pudo haber sido más oportuno. Hoy en día lo que está en juego es la dignidad de las personas, así también el proyecto país en el cual queremos convivir”.

Ir al contenido